Blog

4 pasos para hacer una búsqueda bibliográfica sin perder el tiempo

Nuevos tratamientos, nuevas técnicas de diagnóstico, incluso nuevas enfermedades… La medicina avanza todos los días y mantenerte actualizado es imperativo para que tus pacientes se beneficien de estos avances. Sin embargo, la cantidad de estudios que se publican, junto con la falta de tiempo, dificulta esta tarea. Por eso, aprender a hacer una búsqueda bibliográfica efectiva es fundamental. Aquí te contamos los pasos para buscar bibliografía sin perder el tiempo. En siguientes artículos los desarrollaremos con más detalle.

1.     Formulación de la pregunta de investigación

Para poder encontrar las publicaciones relevantes y de calidad, lo primero que debes tener claro es lo que estás buscando. ¿Cuál es tu duda? ¿Qué pregunta quieres responder? Esta pregunta no puede ser genérica, sino que debe formularse de manera específica, clara y concisa.

Para ello, lo más común es apoyarse en la estrategia PICO:

  • Paciente (Patient). Trata de definir el problema o el paciente con exactitud; por ejemplo, paciente EPOC con oxigenoterapia domiciliaria.
  • Intervención (Intervention). Puede ser un tratamiento, un método diagnóstico, las causas de una enfermedad… Por ejemplo, uso de oxígeno domiciliario más de 16 horas al día.
  • Comparador (Comparation). ¿Con qué alternativa vas a comparar la intervención que acabas de definir? Por ejemplo, con no usar oxígeno domiciliario.
  • Resultados (Outcomes). ¿Qué resultado se espera con esa intervención? Por ejemplo, mejoría de la disnea.

La pregunta quedaría como sigue: ¿La oxigenoterapia domiciliaria durante más de 16 horas al día en pacientes con EPOC mejora la disnea?

2.     Selección de las palabras clave

Una vez tenemos la pregunta PICO, tenemos que definir correctamente las palabras clave de búsqueda. Es decir, debemos traducir la pregunta que nosotros hemos formulado al lenguaje específico que se utiliza para preguntar a las bases de datos. Este lenguaje se denomina tesauro.

El vocabulario o tesauro más conocido es el MeSH (Medical Subject Heading), que contiene los descriptores o términos utilizados en la base de datos Medline. Este vocabulario se actualiza de forma continua, y a cada artículo que se publica se le asignan los términos MeSH que mejor reflejan su contenido, según el análisis de indexadores expertos.

Utilizar un término MeSH en la búsqueda permite obtener en los resultados todos los sinónimos, abreviaciones y traducciones de un término en particular, y permite encontrar artículos relevantes con mucha más precisión que si usas términos del lenguaje común.

3.     Búsqueda en las bases de datos bibliográficas

Las bases de datos bibliográficas contienen el índice de muchas revistas e incluyen citas, resúmenes y, a veces, un enlace al texto completo. Existen varias bases de datos, como Medline, Embase o Cochrane.

Medline es la base de datos más usada en medicina y se puede acceder de manera gratuita mediante PubMed. En PubMed podemos buscar por las palabras claves anteriormente establecidas, uniéndolas mediante los llamados operadores booleanos (AND, OR, NOT). Los operadores booleanos permiten enfocar la búsqueda vinculando las palabras clave y definiendo la relación entre ellos.

4.     Evaluación de los resultados de la búsqueda

Una vez que tengas los resultados de tu búsqueda, llega el momento de seleccionar los artículos que vas a leer… porque seguro que no tienes tiempo de leerlos todos, ¿verdad?

La selección empieza por el título. Si el título te parece relevante e interesante, pasas a leer el resumen, que ya te da idea de la validez del artículo, entre otros datos. Solo con el resumen ya puedes obtener la lista de artículos para leer en profundidad.

Y, ya de lleno en un artículo concreto, tendrás que leerlo con una visión crítica, ya que no todo lo que parece bueno en realidad lo es. Para ayudarte en esta lectura crítica y evaluar la validez y relevancia del artículo, puedes utilizar la plataforma CASpe.

Finalmente, dependiendo de la finalidad de la búsqueda, puedes hacer una revisión sistemática, una metasíntesis o una revisión crítica con los resultados obtenidos.

Conclusiones y recomendaciones

El objetivo de una búsqueda bibliográfica es encontrar artículos de calidad para resolver una duda clínica determinada. Para que la búsqueda sea eficiente y encuentres lo que buscas sin eternizarte, lo ideal es seguir unos pasos determinados. Mientras más los practiques, más intuitivo, rápido y efectivo será el proceso. En próximos artículos, nos adentraremos en cada uno de estos pasos, para que llegues a convertirte en un maestro de las búsquedas bibliográficas.

Referencias